Skip to main content

reducción-pecho-zaragoza

Ni por modas, ni por tendencias, ni por estética. Cuando una mujer decide reducirse los pechos es por algo más, por una razón de peso como es la salud. Hoy en día no debemos conformarnos con aquello que la naturaleza nos ha dado y sentirnos mal o acomplejados por un motivo estético.

¿Cómo disimularlo?

Si tienes complejo con el tamaño de tus pechos y todavía no te has decidido a reducirlos, existen muchas opciones para disimularlos.

  • Usa prendas lisas y oscuras
  • Crea formas verticales con fulares
  • Viste con prendas semi-entalladas
  • Evita los escotes y cuellos vueltos
  • Intenta utilizar sujetadores reductores

La difícil y cara tarea de vestirse

Solo quien usa una talla XXL de sujetador sabe lo difícil que resulta encontrar prendas de vestir acordes con estas necesidades. En primer lugar, los sostenes o bikinis de estas dimensiones sólo pueden encontrarse en tiendas especializadas muy concretas y su precio duplica al de una prenda íntima estándar.

Por otro lado, habitualmente las prendas de vestir no están adecuadas a un pecho grande y no contemplan que una mujer pueda tener los pechos grandes pero el resto de cuerpo no, por lo que tiene que comprar ropa más grande y adaptarla a su cuerpo.

4 motivos de salud para reducirse los pechos

Todas y cada una de las razones que una persona tenga para cambiar algo de su cuerpo con lo que no se encuentre a gusto, son válidas. Más aún si esto le supone en su vida un complejo o un problema físico.

  1. Dolores de espalda
  2. Problemas respiratorios
  3. Erupciones bajo los senos
  4. Dificultad para hacer una vida normal

Una reducción de pechos no es una intervención tan popular como el aumento, que se encuentra a la cabeza de las intervenciones estéticas, pero sí es de las más necesarias y gratificantes para quien se la plantea.

Reducir y dar forma

La cirugía de reducción de pecho no sólo sirve para eliminar el exceso. La mayoría de mujeres con el pecho grande lo tienen caído por lo que además en la misma intervención se moldean y elevan las mamas en armonía con el resto del cuerpo.

Antes de una Mamoplastia de reducción ¿Qué debes saber?

  • Debe realizarse en un centro hospitalario, dentro de un quirófano
  • El médico debe tener la especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
  • La operación dura entre tres y cinco horas (salvo excepciones)
  • Es necesario anestesia general y algún día de ingreso hospitalario
  • Es muy importante que confíes en el doctor/a que lo vaya a realizar, serán las manos que moldeen tu cuerpo.
  • Haz tantas visitas previas como consideres antes de la intervención para tu tranquilidad y seguridad
  • Deja claras tus expectativas en cuanto al tamaño.

Una operación con garantías

Se trata de una de intervención muy segura siempre que se tomen todas estas medidas. Existen diferentes técnicas a aplicar para reducir el pecho. El cirujano será quien aplique una u otra dependiendo de las necesidades de cada paciente.

A diferencia de un aumento de pecho, en esta intervención las cicatrices son un poco más vistosas e inevitables. En la mayoría de los casos las incisiones son en forma de ancla alrededor de la areola. Elegir un profesional experimentado es importante ya que logrará que estas cicatrices sean menos visibles.

Después de la intervención se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje.

Aunque se puede hacer vida casi normal pasadas unas 48 horas de la operación, es importante saber que no se puede realizar movimientos bruscos ni actividad física fuerte hasta pasadas varias semanas de la intervención.

La Dra. Conchita Pinilla cuenta con más de 20 años de experiencia en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en Zaragoza.