Skip to main content

Demasiado grande, demasiado pequeña, muy aguileña o excesivamente chata… una nariz diferente puede dar mucha personalidad, pero también convertirse en la peor pesadilla de su dueño si no está conforme con ella.

Sentirnos bien con nuestro físico es uno de los primeros pasos para tener confianza en nosotros mismos. El aspecto de nuestra nariz influye enormemente en la armonía del rostro y muchas personas se sienten acomplejadas por su forma o su tamaño. Afortunadamente, hoy tenemos la suerte de que podemos poner fin a este complejo gracias a una sencilla intervención de rinoplastia.

 

Entre las 5 cirugías más demandadas

Gracias a las intervenciones de cirugía plástica, tenemos la posibilidad de cambiar aquello que no nos gusta de nuestro rostro o nuestro cuerpo con total seguridad y excelentes resultados.

La rinoplastia fue la cuarta intervención de cirugía plástica que más se realizó en España el pasado año. No obstante, el motivo por el que se realiza esta operación no es siempre estético: a veces es necesaria para corregir problemas respiratorios que dificultan el día a día del paciente.

 

Avances sorprendentes

La ciencia avanza y la técnica que utilizamos ahora para realizar esta intervención ha mejorado considerablemente. En la actualidad utilizamos un motor de ultrasonidos, con una micro sierra y una lima de titanio para moldear el caballete y cambiar la inclinación de los huesos. Su uso reduce considerablemente la inflamación, el hematoma y el tiempo de recuperación así como aumenta mucho la precisión del corte si lo comparamos con los métodos tradicionales.

¿Cómo me veré tras la operación?

Ya es posible ver cómo quedará el paciente con su nueva nariz y poder hacerse una idea, antes de entrar en quirófano. La Dra. Conchita Pinilla cuenta en su consulta con Crisalix, el primer  simulador 3D  para procedimientos estéticos que recrea en 3D el cuerpo del paciente permitiendo pre-visualizaciones muy precisas del resultado final.

Una intervención con grandes resultados

Muchos famosos han recurrido a la rinoplastia para mejorar el aspecto de su rostro. Los resultados saltan a la vista.

Resultados en tan solo diez días

Aunque ni la intervención ni la recuperación es dolorosa, es importante permanecer incorporado durante la primera semana después de la intervención, especialmente las primeras 48 horas.

Normalmente, tras la rinoplastia se coloca un taponamiento para controlar la limitar el sangrado y la inflamación y una férula de escayola, que el paciente tendrá que llevar durante unos 10 días mientras la nariz va tomando su nuevo aspecto. Pasado este tiempo, podrá empezar a presumir de nariz nueva.

Ponte en las mejores manos

A la hora de someterse a una intervención de cirugía estética, hay que elegir un buen profesional que nos garantice los mejores resultados. La Dra. Conchita Pinilla cuenta con amplia experiencia en operaciones de rinoplastia y ha ayudado a mejorar la vida de muchos pacientes.

Si tienes alguna duda con cualquiera de ellos o necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 976 901 901 – 608 315 293 o pregúntanos a través de Facebook.