Skip to main content

cancer-mama-reconstruccion

El cáncer es una de las plagas de nuestro tiempo. Tanto es así, que se estima que una de cada nueve mujeres españolas sufrirá esta enfermedad a lo largo de su vida.

  1. Alta supervivencia

Por suerte y desde hace más de 20 años, la supervivencia por este mal ha mejorado bastante, cuantitativa y cualitativamente. Más del 80% de las mujeres logra ganar esta batalla gracias, sobre todo, a un mejor resultado de los tratamientos y a una gran concienciación femenina que permite un diagnostico precoz.

  1. El más frecuente

Este tipo de cáncer es el más frecuente en la mujer, representa el 28% de los tumores femeninos y por ello es también la primera causa de fallecimiento por cáncer en las mujeres. En el año 2002 fue la causa de más de 400.000 fallecimientos en todo el mundo. Teniendo en cuenta los dos sexos, sólo sería superado por el cáncer de pulmón, estómago y colorrectal.

  1. La importancia de una mamografía

Como hemos dicho, cada vez son más las batallas que se ganan en esta incansable guerra pero todavía queda mucho trabajo por hacer.

Una mamografía a tiempo te puede salvar la vida, de hecho, esta sencilla prueba permite detectar hasta el 90% de los tumores mientras que una exploración manual detecta menos del 50%.

  1. El peligro a partir de los 40

Generalmente se recomienda una mamografía a partir de los 40 años aunque cada vez son más los casos en mujeres más jóvenes, por lo que no hay que descartar cualquier apreciación que nos parezca extraña en nuestro cuerpo. La mayoría de los diagnósticos se dan entre mujeres de 40 a 80 años.

  1. ¿Qué puedes hacer tú para evitarlo?

Muchas cosas, en tu mano está hacer una vida sana y saludable. Cada mujer puede reducir el riesgo de padecer esta enfermedad con pequeños gestos en  su día a día. Una alimentación equilibrada y el ejercicio son claves sobre todo después de la menopausia.

  1. Perfil de mujer con más riesgo

Es complicado saber quién va a padecer esta enfermedad y quien no, si fuera así de sencillo sería más fácil erradicarlo. Lo que sí existe es un perfil de persona con alto riesgo, lo que no significa que vaya a padecer la enfermedad necesariamente, sólo indica cierta predisposición.

  • Mujer entre 40 y 60 años,
  • Con antecedentes de cáncer de mama
  • Sin hijos/as
  • Con menarquía precoz o menopausia tardía
  1. Tratamientos avanzados

Por suerte, cada vez son más los tratamientos que luchan contra el cáncer y sus resultados cada día más eficaces. Es cierto que todavía queda mucho camino por recorrer pero cada minuto son más las mujeres pueden decir: “Yo me salve”

Una vez confirmado el diagnosticado y realizado las pruebas necesarias para ver en qué fase está la enfermedad, el médico especializado determinará cual es el tratamiento más adecuado para cada caso.

  • Intervención quirúrgica
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  1. Reconstrucción de las mamas

No en todos los casos es necesaria una reconstrucción del pecho por una extirpación total del mismo. Pero si fuera necesario, esta técnica ha avanzado a pasos agigantados, de tal manera que la paciente sale de la misma intervención quirúrgica con los dos pechos, igual que entró.

  1. El papel del cirujano plástico

Los cirujanos plásticos participamos en el proceso del cáncer de mama. Principalmente devolviendo la autoestima a la mujer que ha perdido una de las partes más importantes de su cuerpo, sin ser un necesariamente un órgano vital. El tratamiento conjunto de todo el equipo y una buena disposición psicológica de la paciente logran llegar antes a la curación y que esa mujer, al terminar el tratamiento con éxito, sea el reflejo y el ejemplo de muchas otras.

implantes reconstruccion mamaria

  1. La importancia de no dejar de mirarse al espejo

Es cierto que tratar el cáncer para eliminarlo es lo primero y lo más importante pero no hay que descuidar el aspecto psicológico del asunto que ayudará y mucho a superar la enfermedad.

Por eso, cada día más se cuida el aspecto físico, que la mujer que sufra un cáncer de mama, en primer lugar, salga de quirófano con dos pechos como entró y en segundo lugar que durante todo el tratamiento se pueda seguir mirando al espejo como lo hacía antes. La autoestima es algo que debemos tener alta incluso en los momentos más bajos.

Para cualquier duda o si necesitas asesoramiento puedes pedir cita con la Dra. Conchita Pinilla en el teléfono 976 901 901 – 608 315 293.