Skip to main content

Según un reciente estudio de la Sociedad Catalana de Cirugía Estética, el 20% de las intervenciones estéticas actuales se realizan con el fin de corregir o actualizar alguna cirugía antigua.

Los tiempos cambian, la medicina avanza y la mente evoluciona. Estos serían los tres principales motivos que llevarían a una persona a volver a someterse a una intervención quirúrgica después de años, con el objetivo de corregir o volver a dar forma a una intervención estética que realizó en el pasado.

Lo más bonito es lo que no se nota

Atrás han quedado los pechos voluminosos, las cinturas muy marcadas o los rostros inexpresivos. Las operaciones estéticas que triunfan hoy son, precisamente, aquellas que parecen que no se han hecho. La sociedad reclama naturalidad dentro de la armonía de su propio cuerpo.

Más precisión, seguridad y durabilidad

No todas las operaciones que se realizan ahora son para corregir errores, ni mucho menos. Simplemente se trata de la evolución natural de las modas estéticas y también de la evolución de la técnica y la ciencia que propone soluciones más naturales, más seguras y duraderas.

Prótesis con nuestra propia grasa

Labios, pechos o glúteos naturales partiendo de su propio cuerpo como si de un regalo genético se tratara y no de una visita al quirófano. La población no solo reclama naturalidad en las formas, también en los materiales utilizados.  Cada vez más se utiliza nuestra propia grasa para colocar en otras partes del cuerpo sustituyendo así, poco a poco, materiales como la silicona.

Nada es para siempre, ¿o sí?

Hoy, ni siquiera un tatuaje es definitivo si en un momento de nuestra vida hemos tomado una decisión equivocada. La cirugía estética actual, en la mayoría de los casos, nos da la posibilidad de enmendar una cirugía anterior, modificarla o eliminarla para siempre.

Por otro lado, los materiales utilizados ahora nos dan más garantías sanitarias, más seguridad y más durabilidad. Esto hace que muchas personas que se operaron hace años, en alguna revisión de la misma, hayan optado por volverse a intervenir para modernizar la cirugía.

El pecho, una de las intervenciones que más se corrige

El pecho es la zona femenina más estandarizada y sometida a los cíclicos cánones de belleza. Se trata de la intervención estética por excelencia y, por tanto, también es una de las que más se corrige con el paso del tiempo, por muchos motivos.

Por ejemplo, quien se dejó llevar por las grandes tallas de pecho en los años 90, hoy en día lo lamenta y se somete a una intervención para reducirse el pecho con unos implantes más pequeños.

Cirugías reparadoras de mama que en su momento tuvieron problemas como encapsulamiento, deformidades o asimetrías ahora pueden ser corregidas con mucha mayor seguridad.

Operación de pecho en ZaragozaTriunfa la naturalidad

Lo natural y más bien pequeño (pero en su sitio) está de moda. Un pecho que guarde armonía con el resto del cuerpo y tenga una caída similar a la de dos “gotas de agua”.

“Unos pechos operados solo deben llamar la atención por ser demasiado bonitos para ser naturales”. Dra. Conchita Pinilla.

De la misma forma, una rinoplastia realizada hace muchos años con gran extirpación de tejidos y narices demasiado estrechas o respingonas o que respiran mal, pueden ser corregidas por cirujanos plásticos expertos mediante injertos.

¿Qué se puede corregir?

Cualquier operación estética es susceptible de ser retocada y mejorada. Desde una cicatriz, hasta una cirugía facial o una liposucción. El resultado de la mejora dependerá mucho de la proporción del daño causado, pero es importante destacar que es mejor acudir a corregirla a tiempo que vivir siempre a disgusto con uno mismo y con su cuerpo.

La diferencia entre un cirujano y un cirujano especializado

Un mal resultado provocado por una actuación desafortunada de un cirujano está detrás de alguno de estos problemas. Pacientes que se han puesto en las manos equivocadas es otra razón frecuente. Pero, por norma general, es la persona la que en un momento determinado de su vida cambia de opinión o no se siente a gusto con su cuerpo o con un resultado que en el pasado le agradó.

¿Qué hacer antes de someterse a una cirugía estética?

Para evitar arrepentimientos a medio o largo plazo, antes de entrar en un quirófano la persona debe estar completamente segura de lo que se va a realizar.

  • Debe ser una decisión personal pero muy meditada
  • Informarse muy bien de la intervención y del post operatorio
  • Informarse de la experiencia del Cirujano Plástico en su problema concreto
  • Desconfiar de las intervenciones demasiado baratas (no existen chollos)
  • Dejarse aconsejar por el profesional en el que ha confiado
  • No dejarse llevar por cánones de belleza temporales
  • Seguir al pie de la letra las indicaciones de su cirujano en el postoperatorio

Tratamientos de cirugía estética en Zaragoza¿Qué debes exigir en una Cirugía Plástica o Estética?

Una cirugía estética, es igual de importante que cualquier otro tipo de intervención y en ella está en juego la salud. Nuestras exigencias deben ser las mismas que para cualquier otra cirugía aunque no padezcamos de ninguna patología.

  • Exigir título oficial de Médico con la especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.Este punto es importante porque es un médico que, además de estudiar 6 años de Medicina General, posteriormente estudió cinco años más (Residencia MIR) para convertirse en un especialista en Cirugía Plástica.
  • Que sea miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SECPRE).
  • Cuente con un quirófano y equipación técnicadentro de un centro hospitalario homologado y de referencia, ya sea público o privado.
  • Experiencia profesionalque avale resultados satisfactorios y seguridad para el paciente.