Paseo de La Independencia, 21, Principal Centro. Zaragoza
976 901 901 - 608 315 293 / L-V de 9:00 – 17:00

Mastopexia: Elevación de mamas

elevacion-de-senos

A quién va dirigido

  • Candidata idónea: Paciente con mamas caídas tras los embarazos que no espera tener más hijos. Puede ser tanto un descenso de la piel (complejo areola-pezón), de la glándula, o de ambos.
  • Objetivo y resultado: Recolocar las mamas descendidas logrando un volumen armónico, relleno del polo superior.
  • Anestesia: General o local, en dependencia de la complejidad de la técnica precisa.
  • Duración: Aproximadamente 2 horas.
  • Recuperación: De 10 a 15 días sin prótesis. En la mastopexia periareolar se puede trabajar al día siguiente. Con prótesis, igual que en el aumento de mama, es decir, 15 días haciendo vida normal sin hacer fuerza con los brazos y pasado un mes, se puede hacer vida completamente normal.
  • Limitaciones: La expectativa de la paciente tiene que ser razonable.

Esta es la técnica que más conflictos genera entre la paciente y el cirujano plástico, ya que la paciente que ha tenido un descenso pronunciado de los senos nunca conseguirá un pecho terso y con la localización de una mujer adolescente de por vida. Es muy habitual que sus ligamentos poco elásticos permitan una relajación parcial de la nueva posición de los pechos. El resultado conseguido al mes es raro que sea permanente, el pecho caerá algo más. Eso sí, el resultado que se puede conseguir será mucho mejor que el punto de partida

A través de la mastopexia, cirugía estética que permite la elevación de los senos, se consiguen corregir los problemas de pecho caído que vienen producidos por varios factores que causan la transformación del pecho: edad de la mujer, cambios sufridos en el peso corporal, cambios de tamaño debidos a procesos hormonales (embarazo, lactancia, periodo premenstrual, etc.), el simple paso del tiempo, … Todos ellos pueden producir que el pecho se vuelva flácido y poco firme.

Recuperar la firmeza, su forma original y posición es el objetivo de esta cirugía estética.

Beneficios de la mastopexia

Recuperar un pecho firme es sin duda el fin principal de la mastopexia. Pero esta intervención también tiene vinculados otros beneficios psicológicos.

Las pacientes que solicitan este tipo de tratamientos también pueden llegar a recuperar la autoestima perdida al mejorar su imagen personal.

Al ser un problema estético, la paciente en algún momento puede llegar a sufrir además de preocupación, ansiedad e incluso depresión, por lo que efectuar esta intervención y conseguir con ello, levantar el pecho, supone un gran beneficio para la paciente.

Las candidatas ideales para someterse a este tipo de intervención son las mismas que se requieren para un aumento mamario, es decir, serán personas sanas, emocionalmente equilibradas, que entiendan los riesgos inherentes a la cirugía y también sus límites.