Paseo de La Independencia, 21, Principal Centro. Zaragoza
976 901 901 - 608 315 293 / L-V de 9:00 – 17:00

Los falsos mitos del Botox

botox zaragoza

A estas alturas no es ningún secreto que, aunque no se pueda detener, podemos ralentizar el paso de los años.  Querer vernos bien y sonreír delante del espejo al mirarnos no está reñido con llevar dignamente los años cumplidos. No se trata de quitarnos 20 años de golpe sino de estar guapos/as en nuestra edad.

Años de más

Muchas veces, nuestro ritmo frenético de vida, nuestra falta de sueño, carencias nutricionales y estrés se reflejan en nuestro rostro en forma de arrugas y mal aspecto que poco o nada tiene que ver con la edad que tenemos.

Por este motivo, la naturalidad a la hora de realizar cualquier tratamiento estético debe ser una de las prioridades tanto de la paciente como del profesional médico en el que confías tu rostro o tu cuerpo.

Por arte de magia

Existen muchos mitos y leyendas en torno a aquellos tratamientos estéticos que consiguen, mediante infiltraciones, rejuvenecer el rostro. ¿El más cuestionado? El “Botox” (Toxina Botulínica).

Cierto es que los resultados son tan espectaculares que parecen mágicos y esto, junto con el gran desconocimiento que hay sobre el tema, puede parecer esotérico.

Las verdades y mentiras de la toxina más demandada en belleza

  • Al ser una toxina, es peligrosa. Falso. Lo más peligroso de este tratamiento es que lo aplique quien no debe o no sabe. Por lo demás se trata de uno de los tratamientos estéticos más demandados y más seguros del mercado. Su única función en el rostro es relajar los músculos faciales (tercio superior) y se realiza mediante unas pequeñas e indoloras infiltraciones subcutáneas. Es tan seguro que aunque el más popular es su uso estético, también se utiliza para patologías como incontinencia urinaria y se investiga ahora sus beneficios en patologías cardiacas.
  • Falta de expresividad: Falso. Es la creencia más extendida sobre este tratamiento y de la que tiene la culpa la mala praxis. El Botox, como cualquier otro tratamiento Médico- estético, requiere la experiencia y la profesionalidad de una persona cualificada para realizarlo. Si esto se realiza así, los resultados son totalmente naturales, respetando tanto la expresión como la armonía del rostro.
  • Elimina las arrugas en 48 horas. Verdadero. Puede parecer mentira pero es así. A las 24 horas ya empezaremos a notar sus efectos y esto in crescendo hasta que, a los 4-5 días ya veremos sus resultados definitivos. Aún así, debemos hacer un repaso a los 15 días para poder mejorar y finalizar el tratamiento.
  • Al dejarlo, las arrugas se multiplican. Falso. La duración del Botox depende mucho de la persona a la que se le aplique, ya que está directamente relacionado con su musculatura y su forma/grado de gesticular pero el efecto viene a durar entre 4 y 6 meses.  Poco a poco, de una manera muy sutil, el músculo irá “despertando” y recuperando su estado original hasta que desaparezca por completo el efecto.  Nunca será más honda o más amplia la arruga de los teníamos antes,  incluso podremos tener menos arrugas ya que nuestros músculos faciales se han acostumbrado a no gesticulan con tanta fuerza.

Este tratamiento lo realiza la Dra. Conchita Pinilla desde hace más de 20 años utilizando productos de primera calidad para garantizar unos resultados satisfactorios y duraderos.

Si quieres más información o pedir cita, ponte en contacto con nosotros.